Six feet under: Aceptar la muerte, narrar la vida.

Six feet under es ,ante todo, un relato sobre la vida y la muerte. Un trayecto que parte del apego, avanza por el duelo y concluye en la liberación.
No es extraño que en la carta natal de Allan Ball, creador de la serie, encontremos un Sol en Tauro en oposición a una Luna en Escorpio (fuera de orbe para los que crean en las orbes milimetradas).
¿Quién mejor para hablar de posesión y pérdida que alguien con un aspecto semejante en su tema natal?
sfu_tree_02Presento un estudio de la serie a través del análisis de sus personajes principales.
Algunos os preguntaréis; ¿Porqué hacer algo así con una serie cuya última temporada se emitió hace más de nueve años? Sencillamente porque es el audiovisual contemporáneo con un trabajo más elaborado de personalidades de cuantos he visto, y porque para mí sigue siendo lo mejor que se ha producido.
Empezaré la publicación con el análisis de Brenda Chenowith para continuar con el de Nate Fisher, David, Ruth y Claire,  hasta completar las fichas de los cinco personajes con un arco de evolución más significativo.

Brenda Chenowith; El ave Fénix

We live, we die, ultimately nothing means anything

Brenda es uno de los personajes más enigmáticos y de mayor complejidad psicológica.
Como espectadores nos obliga a oscilar entre los extremos de las bajas pasiones sin dejarnos indiferentes.
Su voluntad autodestructiva despierta fascinación pero también rechazo. Su fuerza arrolladora esconde una evidente fragilidad que nos acerca a su humanidad solo a veces.rachel-griffiths-GC
Dañada tiempo atrás, se enfrenta a la vida con un escepticismo que le impide disfrutar realmente de prácticamente nada. Parece más interesada en destruir lo que la acercaría a vislumbrar la felicidad que en conservarlo.
Carece de la humildad necesaria como para asumir que hay algo dentro suyo que debería ser modificado, y de la docilidad mínima para dejarse ayudar. Por si fuera poco, posee la inteligencia suficiente como para ser consciente de todo y enmascara la frustración con una despótica autosuficiencia que la ayudará a rellenar con conflicto el vacío existencial producido por el nihilismo y el desencanto.
Sabe que solamente permitiéndose ser vulnerable puede ser amada y sabe también lo difícil que le resulta llegar a serlo.
Cuando el conflicto destruya todo lo que quiere, encontrará cobijo en Billy, el único al que puede controlar a  voluntad sin temer ser vulnerable.

Sol en Acuario, Luna en Escorpio

En cuanto a su perfil astrológico, nos encontramos ante un ejemplo de relación en cuadratura.
En Astrología consideramos que la cuadratura es un aspecto tenso entre unas fuerzas, que aunque parecidas en parte, son difíciles de integrar.
Podríamos encontrar en la supuesta carta de natal de Brenda Chenowith una guerra abierta entre un Sol en Acuario y una Luna en Escorpio dispuestos a perecer para defender lo propio.
everyone-leaves-1024Su Sol en Acuario vería peligrar la integridad de su libertad ante  la amenaza de su Luna en Escorpio, interesada en establecer una profunda conexión emocional con el otro.
Acuario como signo solar encontraría en las infidelidades reiteradas el modo de defender su libertad frente a una Luna que se volvería cada vez más recelosa, desconfiada y vengativa.
Hallaríamos pues una lucha entre Acuario y Escorpio tan difícil de contener en un solo individuo que encontraría en el comportamiento autodestructivo la única vía de expresión.
Destruir y renacer ,al más puro estilo del Ave Fénix,  como patrón de conducta crónico.

La evolución

Presenciamos en ella cambios significativos a lo largo de las cinco temporadas, aunque no los suficientes como para apartarnos de la esencia trágica del personaje (sobre todo si no consideramos su aparición en el epílogo de cierre,  donde la vemos acompañada en la boda Claire).
Durante la serie, Brenda es demasiado víctima de sí misma como para poder establecer un vínculo saludable con alguien, pero en los episodios finales ,y sobre todo después del desenlace en el hospital, asistiremos a una serie de visiones en las que intervendrán Nate y Billy que nos harán intuir el inicio de un cambio.
No habremos sido testigos de su evolución total ,propia de los finales felices, pero habremos presenciado el inicio del cambio que, como en la vida misma, parte de  la toma de conciencia.

Nate Fisher; El preferido

You only get one life.
There’s no God, no rules, except for those you accept 
or create for yourself. 
Then once it’s over… it’s over.  Dreamless sleep forever and ever. 
So why not be happy while you’re here?

El hijo mayor de los Fisher es un buscador que parece haber estado más comprometido con causas universales que con relaciones íntimas.
Sus fuertes convicciones éticas y su idealismo obstaculizan a menudo la visión pragmática necesaria para desenvolverse en el día a día.
No tuvo reparos en marcharse de casa cuando tocaba, obviando que el negocio familiar lo pudiera necesitar. Algo que su padre pareció admirar en secreto, al fin y al cabo fue fiel a sus principios.
Posee la seguridad en sí mismo propia del hijo preferido pero ha carecido ,hasta la fecha, de la constancia necesaria para concretar sus metas. Se acerca por ello a los cuarenta dando tumbos a la búsqueda del camino adecuado.
De vuelta a casa, el hijo pródigo, se verá obligado a a nate-fisher-1024hacerse corresponsable de un negocio que no le satisface y deberá hacer frente a los múltiples reproches que recibirá de su familia, sobre todo de sus hermanos, por su tiempo de ausencia.
Hay una autosuficiencia en Nate que podría ser tildada de egoísmo y cierta condescendencia ocasional próxima al paternalismo. Sobre todo tras irrumpir en la familia bajo el rol del mentor que vela con sensatez por el bien de los individuos de un núcleo familiar del que ha estado ausente.
De unos individuos a los que trata ingenuamente de abrir los ojos para que sean fieles a sí mismos.
Parece identificarse en cierto modo con el arquetipo del salvador. Un papel que encarnará también en su idilio con Brenda Chenowith, en cuya complejidad psicológica encontrará el refugio ideal para dar rienda suelta a sus fantasías como redentor.

Sol en Libra, Luna en Piscis, Ascendente Leo

Nate obtendría de su Sol en Libra las aptitudes necesarias para lidiar en sus interacciones con el otro. Estaríamos ante una capacidad perfeccionada a lo largo de la serie. En especial en su relación con Brenda, donde se comporta, en la mayoría de ocasiones, como el miembro de la pareja que vela por construir una relación armónica y equilibrada.nate and padre
Encontrará en el carácter conflictivo de ella el mejor alimento para una Luna en Piscis que ansia encontrar alguien a quien sanar. La manifiesta voluntad autodestructiva de Brenda será la compañera ideal para una Luna  con una sutil adicción al drama.El sanador interpretará también a la víctima y se convertirá en verdugo ocasional en un vínculo que parecerá destinado al conflicto.
Nate traicionará la confianza de sus parejas en tres ocasiones a lo largo de la trama. Tras cada una de las infidelidades se desencadenarán hechos significativos que parecerán orientados a enseñarle algo en relación al vínculo con los demás.
La naturaleza relacional de su Sol y la voluntad fusionadora de una Luna preocupada por el mundo lidiarán con la autosuficiencia de un ascendente Leo que estará secretamente necesitado de aprobación.

La evolución

Durante el trayecto Nate perderá parte de su idealismo y de su miedo al compromiso.
En el viaje hacia la madurez, tratará de aprender de la belleza de lo cultivado en el día a día para dejar atrás el interés por una inestable intensidad vacía de sentido.

Deja un comentario