Call me by your name

Call me by your name: Tú y Yo

Si algo hay que atribuir a James Ivory es la maestría para explorar las profundidades emocionales con elegante sobriedad. No hay más que recordar al personaje interpretado por Anthony Hopkins en Lo que queda del día.
En esta ocasión, el autor adapta la novela homónima de André Aciman y construye la base narrativa de la película dirigida por Luca Guadagnino.

Nos trasladamos a la Italia del 83 para ser testigos de los despertares de Elio. Un joven de 17 años irremediablemente atraído por el estudiante norteamericano que llegará a su hogar. Oliver, once años mayor que el chico, se instalará durante varias semanas en  la casa de la familia como alumno del padre de Elio.

Call me by your name es sobria, sutil y profunda. Los artificios no son necesarios para que brote entre los dos protagonistas una química poco vista en la gran pantalla más reciente.

La belleza, la calma y la nostalgia se entremezclan ante una cámara invisible que nos eleva a testigos privilegiados de lo íntimo.

La crudeza del paso del tiempo narrada con una delicadeza plástica. La nostalgia inunda el recuerdo tras la proyección. Pues, el tiempo pasa, muy rápido pasa, si.

Llámame por tu nombre, porque tú me completas, porque puede que algún día tú estés donde yo, porque puede que yo me haya encontrado donde tú, en ese lugar en el que todos hemos estado, el del primer amor. Ahí radica en gran parte la fortaleza del filme.

Marte, Venus y las fuerzas que dan forma al mundo (spoilers modo on)

Una vez más los arquetipos astrológicos campan a sus anchas a lo largo de la película.
Se exhibe en ella el pulso que rige todo principio energético. La pugna entre dos fuerzas, entre dos naturalezas: Yin y Yang,  Marte y Venus, Aries y Libra, yo y tú.
El ariano Oliver (obvios los rasgos del signo en el temperamento del personaje) en su nueva aventura, se lanza a la conquista del joven Elio,  que vive con sus padres rodeado de escultura, arte grecolatino y de las bondades venusinas propias de Libra.
Elio encarna aquí a Libra. Es cuestión de tiempo que surja la pasión entre opuestos.
Entendemos a Aries (Marte) como el impulso de autoafirmación, EL SER, sin más.
Libra (Venus) en cambio ES ante la presencia del otro. El Venus que rige Libra, parte de la existencia del Tú.

La estrella de David en la película es un elemento importante a la hora de ejemplificar esta diferencia entre Aries y Libra. Oliver luce sin pudor alguno la estrella colgada de su cuello. Elio, también de origen judío, no luce el símbolo al principio de la película. Es “un judío discreto” (en palabras de su madre), hasta que deja de serlo, por influencia de Oliver.
La atracción imposible entre los opuestos quedará dibujada con la estrella de David como símbolo de ambos, una estrella que representa en sí misma el fuego y el agua, el principio masculino y el femenino.

Elio y Oliver iniciarán así un tira y afloja propio del pulso del cortejo. Cuando el ariano se muestre flexible, el libriano  se volverá intransigente.
Entraremos así en un juego de polaridades que nos llevará a descubrir que dentro de Venus hay  Marte, como dentro Marte hay también Venus.
Cuando uno defiende su lugar en el mundo con fuerza (Aries), el entorno tiende a ceder el espacio (Libra), del mismo modo cuando nos mostramos complacientes en exceso, el entorno tiende a adoptar un carácter más directo, hiriente en ocasiones. El impulso de Aries mal integrado, puede hablar de tiranía, como el impulso de Libra mal integrado puede traer consigo sumisión. Mucho aprenderá de ello Elio contemplando las llamas de la chimenea, Echando de menos el fuego que ya no está afuera, el mismo que aprenderá a encontrar dentro de sí mismo.
La relación de Elio y Oliver muestra la polaridad entre estas dos fuerzas de naturaleza opuestas. Dos fuerzas antagónicas que son, al fin y al cabo,  las que dan forma al mundo.

2 responses to Call me by your name

  1. Olga says:

    Que interesante análisis! Si, mucho de Aries y libra; fuerza, belleza esquiva, sensualidad, decisión! Genial Robert!

    • Roberto Saula says:

      Veo algo de cáncer en Elio también, pero creo que el eje aries/libra está muy presente.
      Hasde ver 3 anuncios en las afueras si no lo has hecho.
      Un abrazo

Deja un comentario