PINOCHO

Géminis, Sagitario y el eje del conocimiento

Pinocho en la versión original de Collodi no fue dotado de vida «humana», por el «Hada madrina»,  tenía ya vida como tronco.
Cuando el Maestro carpintero «Cereza» lo encuentra y decide convertirlo en una pata de mesa, el tronco se queja asustado ante la estupefacción del carpintero.
El Señor Cereza acaba regalando  el trozo de árbol a su amigo Geppetto.
En la versión de Disney, en cambio, es Geppetto quien tras crearlo desea que viva.
Ambas versiones, de distintos modos, nos hablan de esa voluntad tan humana de generar vida, de moldearla «a nuestra imagen y semejanza».
Como, padres, demiurgos o dioses pretendemos ser los artífices de «nuestras» creaciones.
En todo ello Pinocho quiere aprender pero aún no sabe.

Le_avventure_di_Pinocchio-pag020
No tiene ni conocimientos ni moral, solamente tiene dudas: ¿Porqué esto? ¿Porqué aquello? Hasta las formas más rudimentarias son cuestionadas por un humanoide que es de madera. Cabe aquí destacar, que la madera en sí misma se ha considerado desde culturas ancestrales un símbolo de vida. El árbol como muestra de la fuerza del impulso vital.
Pinocho, necesita una conciencia externa que le diga lo correcto.
Un ser Virgo que, de algún modo , establezca el punto de equilibro en el eje del conocimiento representado por Géminis y Sagitario.
Aparece entonces «Pepito Grillo», que
con su evidente energía virginiana, construye el puente entre el Junio de Géminis, y el Diciembre de Sagitario. 
Tenemos ya a 3 de los 4 mutables en juego.
Pinocho no tiene conciencia, pues la conciencia (Géminis)  se aprende en sociedad. Tampoco tiene moral, pues la moral en un sentido filosófico (Sagitario)  viene con la conciencia. Por otro lado, la moral institucionalizada se convierte en ley.  Ése es el terreno de Sagitario  al que el Pinocho de Collodi deberá hacer frente en más de una ocasión, cuando sea detenido. portada-pinocho-400x360La falta de conciencia y de moral, lleva al protagonista del cuento original a asesinar a Pepito Grillo, algo no mostrado en la versión de Disney.
Estamos ante una historia de aprendizaje que relata esa primera infancia, como
Peter Pan y Alicia en el País de las maravillas narrarán después esa segunda. No en vano al inicio de la película, vemos en el estante estos dos libros detrás de Pepito Grillo.
Todo el conflicto en Pinocho acaba en el mar, terreno del único mutable no nombrado; Piscis.
Tenemos un ser de madera que anhela comprender y que pasa por todos los estadios de la evolución vital. Quiere dar un sentido (Sagitario) al conocimiento concreto (Géminis) , para ello debe integrar los consejos de Pepito Grillo (Virgo) y arriesgar su vida en el mar, hasta conectar con la idea de inmensidad (Piscis). Hasta entender el riesgo que puede suponer no integrar la propia consciencia.  Si en el futuro toca trascender los niveles de ésta será otro episodio.
Conocer las normas primero para después romperlas si hace falta. Cada cosa a su debido tiempo.

Roberto Saula

Deja un comentario