El chivo expiatorio

A lo largo de la historia ha habido muchos chivos expiatorios surgidos en contextos convulsos.
Buscar culpables ha permitido lidiar con insatisfacciones e incertidumbres varias en diversos episodios históricos.

Las interacciones Saturno/ Plutón y Saturno/ Urano han estado muy vinculadas a estos procesos.

Si el diálogo tenso entre Saturno y Urano, profundamente desestabilizador, puede llevar a perseguir “al diferente”, los aspectos destacados entre Saturno y Plutón fomentan las teorías que defienden la existencia de poderes en la sombra que “mueven los hilos”.
Ambas influencias han sido el caldo de cultivo ideal para iniciar persecuciones y exterminios en contextos de insatisfacción social.

Mucha presencia han tenido estas influencias en las cazas de brujas, en las literales y en las figuradas que se siguen perpetrando en la actualidad.

Si una tensión entre Saturno y Urano caracterizó los procesos de Salem, en los que se ejecutaron a 20 personas acusadas de brujería (en su mayoría mujeres), una tensión entre Saturno y Plutón acompañó los procesos de brujería de Labort (país vasco francés) en 1609. Este suceso, que acabó con la vida de 200 personas, sería el germen que daría origen a los procesos de Zugarramurdi.

No olvidemos que en las cazas de brujas las acusadas (en su mayoría mujeres) tendían a llevar vidas distintas al resto; por ser solteras, por vivir con otras mujeres o por ser diferentes a lo que el orden social imperante establecía como correcto.

También en 1609 se inició de manera escalonada la expulsión de los moriscos de España ordenada por Felipe III.

Mirando hacia atrás en la Francia de 1306 Felipe IV expulsó también a 100.000 judíos durante una interacción de Saturno y Urano en el signo de Escorpio, en 1492 los reyes católicos, por su parte, darían orden de expulsar a los judíos de España.

La gran redada gitana en la Barcelona de 1749 y la Solución final en la Alemania Nazi se iniciarían también con interacciones significativas entre Saturno y Urano.

Explicar las malas cosechas, epidemias, pandemias y todos los infortunios posibles acusando al diferente ha sido una dinámica presente a lo largo de la historia que pervive hoy; No hay más que ver el resurgir de las múltiples teorías acerca «del mal que opera en la sombra» detrás de lo ocurrido en 2020, tiempos estos en los que vivimos una interacción Saturno/Plutón primero y Saturno/Urano después.

Como dice un personaje en la serie Apagón :

¿A quién culpas de lo impensable?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra